lunes, 26 de septiembre de 2011

Introducción

¡Cuán dura cosa es decir cuál era
esta salvaje selva, áspera y fuerte
que me vuelve el temor al pensamiento!

A mitad del camino de la vida, / en una selva oscura me encontraba / porque mi ruta había extraviado... Así comienza el genio de Dante la más grande obra que han visto los siglos después de la Biblia. Así comienza este blog. Bajo la guía de Dante y con las mismas preocupaciones que Dante a siete siglos de distancia.

Como se atisba en el encabezado (que Dios mediante, espero que sea siempre una cita de la Divina Comedia) El narrar la situación actual de la selva en que nos encontramos los miembros de la Iglesia es algo que da pavor. Espero que los temas que se propongan, mediando la gracia de Dios, nos ayuden a dejarnos acompañar por Beatriz (La fe) y Virgilio (la razón) en el ascenso al Paraiso desde este valle de lágrimas y a obtener una mejor comprensión de la cualidad lacrimosa y a la vez gozosa, del momento presente de nuestra historia eclesial. Y todo eso sin dejar de cantar a pleno pulmón las maravillas del Señor.

M.D.

4 comentarios:

Eagleheart dijo...

Dios, por la intercesión de María Santísima y San Miguel Arcángel, nos dé la Gracia para darle Gloria y ser siempre fieles a Él.

Salu2. Paz y Bien.

+Dalmiro de María+ dijo...

Por un amigo acabo de descubrir tu blog. Rezo por vos.

¡Bendiciones!

Dalmiant

quiijota dijo...

Me ha parecido muy buena e interesante la
introducción.Seguiré leyendo.

Quijota.

Cesar Augustus dijo...

Muy interesante blog.

¡Bendiciones!